Decálogo del buen excursionista

Antes de salir, infórmese sobre el trayecto, grado de dificultad, distancia, desnivel, etc… así como de la meteorología y de las horas de luz que tendrá disponibles. Es recomendable decirle a alguien qué recorrido va a realizar y a que hora tiene previsto regresar. Escoge el recorrido que más se adapte a su estado físico.

Lleve la ropa adecuada según la época del año. El calzado es muy importante, tiene que ser cómodo y adecuado. El calzado de calle no es un calzado adecuado.

Intente llevar un pequeño botiquín de primeros auxilios. Protéjase del sol utilizando protector solar, gorra y ropa adecuada.

El teléfono móvil es una herramienta muy útil pero puede no tener cobertura en según que zonas de montaña. Lleve alguna fuente de luz por si le sorprende la noche. Lleve siempre un mapa de la zona.

Si ha de caminar por la carretera circule por su izquierda en fila india y lleve prendas reflectantes.

Lleve comida y agua suficiente. El agua es imprescindible, especialmente en verano. No confíe en las fuentes que pueda encontrar durante el recorrido, debido a la pluviosidad de la zona, suelen estar secas o pueden ser de agua no potable.

Respete la flora y fauna. Si encuentra puertas o vallas cerradas déjelas cerradas tras su paso. No se salga del camino marcado o sendero reconocido ya que se causa un daño considerable a la flora y al paisaje.

Si lleva perros o animales de compañía, llévelos en todo momento atados y bien localizados. Si se cruza con un rebaño de ovejas, cabras, vacas, etc... guarde una distancia de seguridad prudente entre el rebaño y usted, deje que sean el rebaño que marque el ritmo y no lo asuste.

Respeten las propiedades privadas y no entren en ellas si hay una señal de prohibición. Las señales de "Prohibido el paso" afectan, en algunas ocasiones, sólo a los vehículos, y las de "Vedat privat de caça" o "Coto privado de caza" no tienen nada que ver con los senderistas. La mayoría de los itinerarios incluso los que siguen caminos públicos, atraviesan propiedades privadas pero no presentan problemas de paso.

No grite ni provoque ruidos innecesarios, no tire basura, la naturaleza debe disfrutarse con respeto hacia los demás y hacia la flora y fauna que vive en ella.

Tenga MUCHO cuidado con el fuego, encender fuego en época de peligro (mayo - octubre) o provocar un incendio es causa de delito penal. No encienda fuego sino está permitido expresamente y sólo en los lugares indicados.